SB Medios SB Logo.png

Informe semanal junio 23, 2019

Cuadro 1.Resumen Accionario Mundial, 2019

Cuadro 1.Resumen Accionario Mundial, 2019

 
Cuadro 2. Resumen de Activos Financieros, 2019

Cuadro 2. Resumen de Activos Financieros, 2019

Marcado Sobre Optimismo

Una vez más vimos como el índice accionario S&P 500 trepó a su máximo histórico impulsado por una serie de eventos que ahora tendrán que ponerse a prueba para determinar si es que éstos tienen fundamentos o simplemente hubo un marcado sobre optimismo que vino acompañado del cierre, el pasado viernes, del proceso de quadruple witching con la expiración de los múltiples contratos de futuros y opciones mensuales, trimestrales y anuales, quedando ahora todos a la espera del cierre del mes de junio y posterior entrega de resultados de empresas del S&P 500. No obstante, es necesario enumerar el conjunto de eventos de manera secuencial para entender el cambio de escenario que se fue registrando el cual generó un apetito de toda índole partiendo por: 1) El discurso pro cíclico entregado por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, el pasado martes 18 de junio por la mañana, dictaminando que harán todo lo necesario para re inflar a su economía, con ello dando a entender de que es posible que dicho organismo reactive prontamente el programa de liquidez que venía implementando hasta el año anterior; 2) El presidente Trump anunció que había sostenido una larga conversación con el premier chino Xi Jinping, aquel mismo martes, y habían acordado no sólo tener una “extendida” reunión bilateral en Osaka, Japón esta semana siguiente sino que además las delegaciones comerciales de ambos países retomarían las negociaciones en antelación a dicha reunión, con ello destrabando el impasse diplomático desde principios de mayo y que llevó a ambas naciones a aumentar tarifas cruzadas desde aquel entonces; 3) El presidente Trump, aquel mismo, día, dio a entender de que si la Reserva Federal (FED), liderada por Jerome Powell, no cambiaba su discurso había una remota posibilidad de gestionar una “democión” de Powell, poniendo presión sobre el instituto emisor mientras mantenía su reunión de política monetaria; 4) La FED optó, el miércoles a media tarde, de delinear un cambio en su estrategia comunicacional dando a entender a través de distintos mecanismos de que el segundo semestre del año vendrá un ciclo de bajas en la tasa de instancia monetaria que fue eventualmente ratificado por Powell. A lo que durante el fin de semana, el presidente Trump, a través de una entrevista televisiva, señaló que el no había amenazado de remover a Powell de su cargo dentro de la FED sino que aquello había sido una mala interpretación por parte de los agentes de mercado, tema candente, ya que inclusive según el matutino The New York Times parecería que hay un vacío normativo para que Trump lo pueda remplazar con otro miembro durante su mandato; 5) Otra serie de bancos centrales incluyendo a los de Brasil, Japón y el Reino Unido dieron señales de que procederían con medidas pro cíclicas si es que sus economías mostraban menores presiones inflacionarias sumándose al discurso de sus pares en Estados Unidos y la Euro Zona, siendo que finalmente ninguno de los antes mencionados institutos emisores gestionó un cambio en sus tasas de instancia monetaria; 6) Entre medio el precio del petróleo registró un salto discrecional semanal del orden de 9.7% trepando por encima de US$57.5 el barril no sólo porque los países de la OPEP y Rusia junto con sus aliados han dado señales de que estarán manteniendo el recorte de la producción petrolera en 1.2 millones de barriles por día sino que las tensiones bélicas entre Estados Unidos y Irán dieron una serie de inesperados giros tras que Irán derribase un dron estadounidense de espionaje para luego generar un ataque bélico, que según el mismo presidente Trump, fue desechado un par de minutos antes de que se llevase acabo, cuando los aviones caza estadounidenses ya estaban volando la misión, para evitar la muerte se civiles. Entre medio de aquello hubo una serie de eventos corporativos que debemos destacar partiendo por: 7) El pedido por parte de la matriz de British Airways poniendo una orden de 200 aviones del modelo Boeing 737 con ello reactivando la demanda del aquejado modelo de la aeronáutica estadounidense que debiese entrar en operaciones durante el cuarto trimestre del año; 8) Facebook introdujo su criptomoneda bajo el nombre Libra (Lira) que entraría en vigor el año que viene con apoyo de más de 30 empresas aún cuando falta de que ésta reciba aprobación regulatoria cambiando con ello la forma en que sus usuarios podrían transferir, pagar y recibir fondos a través de sus distintas plataformas sin tener que necesariamente recurrir al sistema financiero; y finalmente 9) vimos como el precio de la empresa de integración comunicacional, Slack, rentó de manera extraordinaria pasando desde US$26 por acción hacia US$37.22 a través de un modelo de “direct listing” con ello ratificando de que el apetito por nuevas colocaciones sigue candente a medida que la demanda por negocios tecnológicos B2B (empresa a empresa) esta siendo favorecido por las plataformas B2C (empresa a consumidor) como las de redes sociales que ahora tienen un sin número de problemas producto de la mala administración de información privada de sus usuarios.

Fue así como los índices accionarios estadounidenses rentaron en promedio un 2.5% en la semana acumulando un alza promedio en lo que vamos del mes un 7.5% marcando con ello un extraordinario retorno para el mes de junio. Por lo que el Dow acumula un retorno en lo que vamos del año de 14.5% cerrando la sesión del pasado viernes en 26,719 puntos con el S&P 500 acumulando un alza de 17.7% cerrando la sesión en 2,951 puntos mientras que el Nasdaq ha rentado 21% cerrando la sesión en 8,032 puntos. Entre medio en lo que vamos del mes los mercados europeos han acumulado una rentabilidad promedio de 4.3%, los asiáticos 2.8% y los regionales (excluyendo a Argentina) 2.8% ratificando con ello de que el apetito por riesgo ha sido global bajo el entendimiento de que se viene un nuevo ciclo de bajas de interés y la mejor alternativa, una vez más, es la renta variable. Entre medio vimos como la tasa soberana a 5-años cedió hacia 1.78% mientras que la tasa soberana a 10-años cerró la sesión en 2.06% después de haber cedido, a media semana, inclusive por debajo de 2%. Por su parte, vimos una fuerte depreciación del dólar a nivel mundo dejando a la paridad euro dólar cercana €1.14 moviendose 1.7% mientras que la relación dólar yen cedió hacia ¥107 cerrando la semana con un movimiento de 1.1%. Esto hizo que los precios de los commodities energéticos y metalúrgicos reaccionase favorablemente ya que se abarataron en términos relativos permitiendo que el precio del petróleo se encumbrase hacia US$57.6 el barril rentando en la semana 9.7% mientras que el precio del oro sobre pasó el umbral de US$1,400 la onza rentando +4.3% mientras que el cobre lo hizo en +2.8% cerrando la sesión en US$2.70 la libra. 

Aún así una de las preguntas recurrentes, dado que el S&P 500 ha encontrado una vez más su máximo histórico es si es que tiene la capacidad de mantener el umbral de 2,950 puntos. Si es que tomamos las utilidades proyectadas del S&P 500 de US$168 para el año en curso, según Factset, y utilizamos una relación precio utilidad de 17.5 veces el nivel estimado para el índice S&P 500 es de 2,940 puntos por lo que bajo dicho parámetro ya estaríamos sobre valorados con creces. Sin embargo, si es que utilizamos la utilidad esperada para finales del año 2020 de US$186, también según Factset, el nivel estimado para el S&P 500 es de 3,255 puntos dándonos un retorno esperado de casi 10% desde los actuales niveles. Aún, si es que por alguna razón vemos que las utilidades de las empresas del S&P 500 se van corrigiendo a la baja puede que en términos relativos el mercado se vaya encareciendo en particular si es que el presidente Trump y el premier chino Xi Jinping, después de su “extendida” reunión bilateral en Osaka, Japón terminan la sesión sin resultados comerciales tácitos y con amenazas de toda índole, algo que podría ocurrir dado que el mandatario Xi esta enfrentado a una crisis en Hong Kong que va tomando forma y que buscará aplacar de cualquier manera antes de que se le vaya fuera de sus manos.

Por su parte, en el frente macroeconómico internacional sólo hay que mencionar que se publicaron los primeros datos de actividad PMI del mes de junio en la Euro Zona donde la lectura compuesta se estimó 52.1 puntos (desde 51.6 puntos) con una mejoría marginal en el dato de manufactura hacia 47.8 puntos, aún en fase contractiva, pero con una mejoría en el sector servicios que cerró en 53.4 punto. Entre medio en Japón la lectura de manufactura PMI preliminar del mes de junio se mantuvo en fase contractiva por debajo del umbral de 50 puntos en 49.5 puntos mientras que todas las lecturas de inflación del mes anterior se deterioraron con el dato general cerrando el mes en 0.7% (desde 0.9%), aquel que sólo excluye los alimentos pasó hacia 0.8% (desde 0.9%) mientras que la lectura subyacente, aquella que excluye los precios de los alimentos y energía, lo hizo en 0.5% (desde 0.6%), poniendo con ello presión para que el mandatario japonés, Shinzo Abe, opte por postergar el aumento al impuesto al valor agregado.

Por el lado corporativo, el pasado jueves, salió a mercado la plataforma comunicacional de empresas, Slack, cerrando en su debut, con un retorno extraordinario de 48.5%. Aquello ahora abre paso para que otras empresas privadas opten por salir a mercado incluyendo a AirBnB que estaría preparando su colocación inicial para el tercer trimestre del año. Aún así esta semana que viene tendremos una pretemporada de resultados trimestrales partiendo con los resultados este martes de Fedex, Lennar y Micron quedando para el miércoles a la espera de las cifras de Blackberry, General Mills y Rite Aid para cerrar la semana con los datos el jueves que viene con McCormick, Nike y Walgreens, siendo estos últimos dos componentes del Dow.

Todo aquello en un plano geopolítico donde esta semana no sólo se llevará acabo la reunión de mandatarios del G20 en Osaka, Japón, sino que los ojos estarán puestos en la reunión bilateral entre el presidente Trump y el premier chino Xi Jinping quienes estarán determinando los siguientes pasos para una posible resolución comercial dada la creciente escalada de tarifas entre ambos países. Sin embargo, y como hemos mencionado con anterioridad, en el trasfondo de estas negociaciones también se encuentran los puntos de conflicto que no han cedido en Corea del Norte, Irán y Venezuela sumándose en la última semana los eventos que se vienen llevando a cabo en Hong Kong en la cual manifestantes bloquearon la ciudad durante el fin de semana pidiendo la renuncia de la directora ejecutiva, Carrie Lam.

Por su parte, la OPEP junto con Rusia y sus aliados decidió postergar su reunión bianual hasta pasada la cumbre del G20 fijando la fecha de dicha junta para el siguiente 1 y 2 de julio en Viena, Austria donde la decisión de mantener el recorte de producción ya estaría acordada de antemano.

En conclusión, es de esperar que el marcado sobre optimismo se vaya desinflando a la espera del desenlace diplomático entre los mandatarios Trump y Xi Jinping en Japón a finales de semana.